El demonio de Tasmania vuelve a Australia 3.000 años después de extinguirse

demonio-de-tasmania-wordpress4

Un acto sorprendente y hermoso, después de 3,000 largos años el demonio de Tasmania vuelve a tierras australianas.

Es muy triste saber por alguna noticia que otra especie de animales ha desaparecido, pues por diversas circunstancias muchas razas de animales dejan de existir, y la mayoría de las veces la misma humanidad provoca la extinción de estos seres.

Este no es el caso para el Demonio de Tasmania. A este animal lo han afectado otros factores que han reducido su número a tal punto de llevarlos a estar en peligro de extinción, pero fue gracias a la asociación Aussie Ark que esta especie ha logrado sobrevivir.

Lo que ocasionó el peligro para esta especie es la terrible enfermedad que sufren. Este marsupial nocturno de pelaje oscuro es víctima de una enfermedad de tumor facial que provoca la muerte de su portador en un 100% de los casos.
Imagínate que empiezas a sentir que tu boca se entumece hasta ya no responderte y ya no puedas comer, algo similar sienten nuestros cuadrúpedos amigos ante esta enfermedad, a la cual los científicos le siguen buscando una cura.

Lo que más vuelve peligroso a este cáncer es que es muy contagiosa, los humanos normalmente no pueden contagiarse el cáncer entre sí, pero estas pobres criaturas de mandíbula fuerte se lo transmiten cada vez que se hacen mordeduras por combates o cuando se aparean. Los resultados de este mal han acabado con el 85% de su población.

Después de 3 milenios, el lunes 28 de septiembre, fueron liberados 26 de estos hermosos mamíferos carnívoros en un santuario de 400 hectáreas protegidas en Barrington Tops.

“Hemos introducido especímenes jóvenes y con buena salud ahora, lo que les da seis meses para encontrar sus marcas, establecer su territorio y prepararse para la temporada de la reproducción, que tiene lugar en febrero, el terreno fue escogido porque se parece a una zona de Tasmania”, explicó Faulkner.

Durante 16 intensos años de trabajo la ya mencionada asociación luchó arduamente por conseguir el mayor programa para la cría de demonios de Tasmania, proyecto que resultó sumamente exitoso y hoy podemos ser testigos de ello.

“Es como un sueño. El mayor predador indígena en el continente es el gato tigre de cola moteada que pesa un poco más de un kilo. Traer un animal de este tamaño es algo extraordinario”, comentó el presidente de Aussie Ark, Tim Faulkner.

Hay que recordar que ha habido la inserción de especies en muchas zonas del mundo que han resultado en terribles amenazas, para poder generar un equilibrio en la naturaleza toda especie debe tener alimento suficiente para sobrevivir como también tener depredadores que hagan que no se reproduzcan al punto de considerarse una plaga. También ha habido casos positivos en la introducción de animales a ciertos hábitats, como puede ser el caso del Demonio de Tasmania, se estima que poco a poco estas criaturas irán dejando su huella para que muchas partes de este santuario se regeneren.

“Los demonios son una de las únicas soluciones naturales para controlar poblaciones de zorros y gatos, responsables de la gran mayoría de las 40 extinciones de especies de mamíferos en Australia. Lo que está en juego es más que el demonio de Tasmania”, relató Faulkner.

A este increíble evento histórico también asistió junto a su familia el famoso actor, Chris Hemsworth, quien es amante de la vida y los animales. Se le notaba muy contento de poder participar en un acto tan noble como este en su país, como también para darle un ejemplo a sus tres hermosos hijos de que todas las vidas en el mundo son importantes y hay que luchar por cuidarlas.

Mira si no son hermosos y tiernos estos pequeños seres.

La vida de cualquier especie es hermosa y es lo mismo que piensan estas personas de Australia, pues en su plan está reincorporar a otras 7 especies a sus hábitats naturales, como lo son el gato tigre, el peramélido, el patrogale, entre otros.

Ayudemos a cuidar a nuestro planeta y a todo lo que vive dentro de él, detente un momento a observar a cada uno de los seres vivos que habitan en la Tierra, podrías llevarte grandes sorpresas.