Mira por que algunos aman el olor a tierra mojada…

¿Alguna vez has escuchado la palabra petricor? es un concepto que se utiliza para describir ese delicioso aroma a tierra mojada que se desprende en el ambiente después de un día lluvioso. Es inevitable el no deleitarse con ese exquisito aroma, pero, ¿te has preguntado qué es lo que hace que la lluvia huele tan bien? la respuesta te va a sorprender.

 

Primero que nada, la palabra petricor fue acuñada por los científicos Isabel Joy Bear y Richard Thomas en su artículo de 1964 Nature of Argillaceous Odor (Naturaleza del olor arcilloso), publicado en la revista Nature. La palabra proviene del griego petros, que significa «piedra», e ichor, que significa «el fluido que corre en las venas de los dioses».

De acuerdo con el portal BBC las gotas de lluvia no tienen un olor específico, sin embargo cuando estas hacen contacto con los aceites que provienen de las plantas secas y bacterias que yacen en el suelo, capturan en pequeñas burbujas de aire los químicos de la superficie, esta combinación es conocida como geosmina y esta contribuye al aroma fresco, dulce y suave del petricor.

Si la lluvia es lo suficientemente fuerte el olor a petricor puede viajar rápidamente a favor del viento y alertar a la gente de que pronto llegará la lluvia.

Pero, ¿y por qué a muchos nos encanta ese aroma? De acuerdo con el portal Muy Interesante, nuestro gusto por el olor de la tierra mojada es una herencia de nuestros ancestros, para quienes la lluvia siempre ha sido fuente de vida y sinónimo de supervivencia y como los olores activan una conexión cerebral casi instantánea con las emociones, es normal que relacionemos el petricor con algo positivo. Es por eso que a todos nos encanta el aroma a tierra mojada y no lo decimos nosotros, lo dice la ciencia.

¿Y a ti te encanta el aroma a tierra mojada?