La escalofriante vida de la mujer que nació en Chernobyl

Su nombre es Mariyka Sovenko y aunque hoy luce como una chica normal, la historia detrás de esta guapa estudiante ha paralizado al mundo entero, pues sobrevivió a una de las peores catástrofes de todos los tiempos, la explosión nuclear de Chernobyl.

Para algunos ella es considerada un milagro, para otros representa la esperanza pero para otros tantos, esta joven no es otra cosa que un experimento…

Esta grandiosa historia comenzó cuando luego de la famosa explosión nuclear de Chernobyl, los padres de Marika se negaron a abandonar su hogar debido a que la entonces Unión Soviética no les ofreció una vivienda donde refugiarse fuera de la zona de peligro.

Aunque existen diversas teorías entre si nació después de la catástrofe o si ya había nacido cuando todo sucedió, lo cierto es que la pequeña Mariyka creció alimentándose de pescados contaminados y bebiendo leche de una vaca que se alimentaba de los pastos irradiados por la explosión nuclear.

“La gente aquí cree que Mariyka es un símbolo del renacimiento de Chernobyl, una señal de Dios que interpretan como una bendición de vivir aquí y que la vida esta regresando a este lugar destrozado” señalo Lydia, la madre de Mariyka, durante una entrevista.

Como era de esperarse Mariynka fue criada por sus padres aislada del mundo entero, razón por la que nunca tuvo amigos, hasta que a los 7 años, fue sacada de Chernobyl para que pudiera ir a la escuela.

Desde ese entonces, cada cierto tiempo, la joven vuelve al lugar que la vio nacer a visitar a su madre de 66 años, quien continua viviendo en la zona de exclusión. Hoy Mariyka, la bella e inocente niña de cabello rubio, tiene casi 20 años, estudia en una de las principales instituciones de educación superior en Kiev, la capital de Ucrania, sueña con trabajar en la industria hotelera y es una chica feliz y completamente normal.