Dime cómo cierras el puño y te diré cuál es tu personalidad. Pruébalo y te sorprenderás

Dime-cómo-cierras-el-puño-y-te-diré-cuál-es-tu-personalidad.-Pruébalo-y-te-sorprenderás1

Desde que nacemos, nuestro cuerpo tiene ciertas cualidades que revelan mucho de nuestra personalidad, una de ellas es la manera en que acostumbramos a cerrar el puño. Este es un movimiento que prácticamente nacemos sabiendo hacer, pero también es uno que revela mucho de ti, desde cómo te relacionas con los demás hasta la manera en cómo tomas decisiones.

Tal y como lo oyes, la manera en que hacemos un puño y colocamos nuestros pulgares en relación al resto de los dedos, revela ciertos rasgos de tu carácter, esto debido a que es un movimiento inconsciente. Presta mucha atención, cierra tu puño y prepárate para que te diga todo de tu personalidad.

1. Todos los dedos sobre el pulgar

¿Cómo te ven los demás?
Eres una persona muy creativa, ingeniosa y expresiva. Aunque te dejas llevar por tus emociones eres muy bueno para reaccionar y adaptarte a los cambios. Eres muy hábil y bueno para el arte. Sueles ser muy sensible y tiendes a preocuparte demasiado. Eres inteligente y justo, pero también eres bueno para conseguir que los demás hagan lo que quieres.

¿Cómo eres?
Eres una persona tranquila y tiendes a quedarte callado por temor a lastimar a los demás. Eres sociable y te adaptas fácil pero eres una persona que prefiere tener pocos pero buenos amigos.

Cuando te enamoras:
El drama es tu peor enemigo y prefieres tener relaciones tranquilas y cómodas que aquellas que te llevan al límite. A veces sueles ser demasiado compasivo, ya que aunque tu pareja te lastime sueles perdonar muy fácilmente.

2. Pulgar sobre los dedos

¿Cómo te ven los demás?
Eres muy creativo y derrochas talento. Encima de eso sueles ser muy carismático, por lo cual es muy fácil que hagas nuevos amigos. Eres muy generoso, inteligente y tienes un autoestima muy alta. El poder es importante para ti y estás dispuesto a pelear por obtenerlo.

¿Cómo eres?
Eres una persona muy sensible, a veces te da miedo correr riesgos por temor a salir herido u obtener una derrota porque sí, le temes al fracaso. Sueles tener grandes expectativas de la gente y de las cosas y curiosamente, pese a que te gusta darte tus lujitos, no necesitas de mucho para ser feliz, sólo que las personas te entiendan y te quieran por quien eres.

Cuando te enamoras:
Batallas mucho para decidirte y sueles perderte en recuerdos tristes y situaciones que no puedes dejar atrás. Quieres a alguien a tu lado pero te cuesta mucho trabajo dejar que alguien se te acerque, por lo que muchas personas pueden percibirte como coqueto. Tienes mucho amor para dar y esperas que te respondan de la misma manera, es por eso que cuando quieres a alguien mantienes una pose de desinterés para que nadie lo note, sin embargo, cuando amas a alguien lo entregas todo.

3. Pulgar sobre un dedo

¿Cómo te ven los demás?
Eres muy intuitivo y tienes una gran imaginación. Te encanta ayudar a los demás y eres muy generoso, pero también eres muy inseguro. Lo único que te entusiasma son las cosas que te gustan y eso provoca que seas un poco impaciente con los demás. Eres curioso, aventurero y tienes un gran sentido del humor, por lo que incluso te encanta reírte de ti mismo.

¿Cómo eres?
Necesitas que la gente sea honesta contigo todo el tiempo, la sinceridad es clave contigo, pues esperas que sean reales, tal y como tú eres con ellos. Afortunadamente sabes cuando alguien te está mintiendo o trata de engañarte, por lo que sabes a quienes mantener cerca de ti. La intuición es una de tus principales virtudes.

Cuando te enamoras:
Expresar tus sentimientos es muy difícil para ti, por lo que a veces tu pareja puede sentir que no te interesa tanto. Esto no significa que no seas honesto con ella, sólo no sabes cómo expresar lo que sientes y por lo regular tratas de reprimir esa parte sensible de ti. La lealtad es una de las palabras que te describen.