7 trucos para que tu relación sea más feliz


Sin duda alguna todos soñamos con encontrar al amor de nuestra vida, esa persona que con una sola mirada sea capaz de regalarnos un “Te amo” sincero, esa que más que un novio o novia, esposo o esposa, se convierta en nuestro compañero de aventuras, tristezas, triunfos, sencillamente en nuestro compañero de vida, pero ¿qué tan posible es esto? ¿realmente existe el amor verdadero o esa alma gemela que desde chiquitos nos dijeron que algún día encontraríamos? Y si es así, si esto es verdad ¿por qué entonces hay tantas rupturas? ¿por qué cuando creíamos haber encontrado a la persona correcta, simplemente nos rompieron el corazón?

Existen cientos de definiciones y opiniones sobre el amor, muchas pueden parecer acertadas, otras ilusorias y otras tantas preferimos no creerlas por seguir viviendo en nuestro cuento de hadas, mismo que una vez que idealizamos condenamos directo al fracaso. El amor es una decisión y sí, puede ser perfecto siempre y cuando ambas partes pongan de su parte para que lo sea, por ello, a continuación te dejaremos 7 consejos con los que puedes lograr que tu relación sea más feliz y para siempre…

7. Escucha

¿Qué? ¿ese es tu consejo? ¿Escucha? Sí, puede parecer algo muy lógico pero hagamos un ejercicio ¿cuándo fue la última vez que verdaderamente escuchaste a tu pareja? ¿cuándo fue la última vez que te detuviste a escuchar cómo se sentía sin ponerte a la defensiva o sin juzgarla? ¿cuándo fue la última vez que escuchaste cuáles son sus nuevos gustos, la película que más disfruta, el concierto al que quiere ir o el nombre de sus nuevas amistades? ¿Ahora lo entiendes? Oír no es lo mismo que escuchar y una de las cosas más necesarias en una relación es la comunicación. Al igual que tú, tu pareja necesita sentir que verdaderamente cuenta contigo, que la entiendes, valoras y que te interesa.

Y no, ya no es momento de lamentarse, si quieres mejorar tu relación o que esa magia que aún vive nunca se acabe, comienza a prestar atención a sus comentarios, no des por hecho que por todos los años juntos la conoces lo suficiente o ya ni siquiera necesitas preguntarle las cosas porque “ya sabes lo que dirá”. Escucha no solo su voz, si no también lee sus movimientos, en ocasiones lo más importante se encuentra en lo más sencillo. Si acerca su mano a ti, no fue por error, ella o él quiere que la tomes; vuélvete su complice de miradas y cuando quiera hablar, solo escucha, a veces eso es todo lo que necesita para sentir paz y sentirse querido.

6. Abraza y besa

Lamentablemente con el paso del tiempo la rutina comienza a apoderarse de muchas parejas, lo que antes parecía divertido puede llegar a aburrir o incluso a generar una molestia y esto es precisamente porque a medida que el tiempo avanza las personas también cambiamos, sin embargo, existen algunas cosas que por más años y años que pasen, no deben acabar y algunas de ellas, son los abrazos y besos. Tal vez ni siquiera tú te has dado cuenta de lo mucho que lo necesitas, pero un beso o abrazo es la mayor expresión de amor y apoyo, son la mejor forma de decir “Estoy aquí porque me importas y te amo”.

No importa si l@ viste en la mañana o l@ verás por la noche, saluda y despídete de tu pareja siempre con un beso y un abrazo. De acuerdo a diversos estudios, los abrazos liberan oxitocina, una hormona relacionada con los lazos afectivos, lo que significa que entre más abraces a la persona que amas, tanto tú como ella, comenzarán a relacionar dicha presencia con un estado de seguridad, protección y confianza.

5. Sé agradecido

Muchas veces cuando estamos en pareja, asumimos que la otra persona tiene obligaciones con nosotros; obligación de pagar nuestra cuenta, abrirnos la puerta, invitarnos con su familia o amigos, prestarnos su chaqueta, organizarnos una fiesta de cumpleaños, preocuparse porque comamos, etc. etc. Pero la realidad es que no es así. Todas estas cosas son gestos que independientemente del tiempo que tengas en la relación deben ser agradecidos. A todos nos gusta que reconozcan nuestras atenciones y el esfuerzo que hacemos por complacer a otros y créeme, tu pareja no es la excepción.

Si te regala flores, dale las gracias, si arregla un mueble o tubería de la casa, dale las gracias, si te invita a una fiesta con sus amigos más cercanos o a una reunión familiar, agradécele por hacerte parte de eso, si te sorprende con tu comida favorita o unos boletos para el cine, incluso para una película que ya viste, también dale las gracias. Agradecer es un gesto de humildad y generosidad y es bien dicho por los psicólogos que las parejas que expresan gratitud, son mucho más propensas a permanecer juntas.

4. Espontaneidad

No, no, no, no se trata de contarle un chiste de la nada o de aparecer a mitad de la noche vestido de policía, sino de verdaderamente sorprender a tu pareja y hacer cosas nuevas para ambos. No tengas miedo, deja la vergüenza de lado y por favor, no des por hecho que sabes todo de tu pareja o incluso que tú mismo te conoces perfectamente, atrévete a salir de tu zona de confort y experimenten juntos emociones nuevas, descubran nuevas facetas y gustos juntos.

Incítal@ a practicar todos esos deportes que nunca imaginaron hacer, planea una noche de cine en el patio de tu casa, aviéntense juntos de un paracaídas, grita en medio de la calle lo mucho que l@ amas o prepárale una sorpresa el día menos pensado, tú mejor que nadie l@ conoce y sabe qué es lo que l@ hará feliz, la decisión está en tus manos.

3. Admiración

¿Suena extraño? Sí, podría ser…

Sin embargo, es importante que sepas que para que una relación sea exitosa y feliz, ambos necesitan enamorarse mucha veces de la misma persona y la admiración juega un papel primordial en ello. Tal vez siempre te has sentido orgulloso de su bondad o inteligencia, de su paciencia o miles de títulos, del tiempo que dedica a verse siempre impecable o la pasión con la que hace su trabajo, pero ¿Qué crees? No basta con que lo sientas, tu pareja también necesita escucharlo.

Mostrarte orgulloso de caminar de su mano o ser tú quien besa su frente y escuchar de tus labios lo mucho que l@ admiras, no solo l@ hará feliz y fortalecerá su relación, si no que también hará a tu pareja sentir que tomó la mejor decisión, al elegirte como su compañer@ de vida.

2. Nunca vayan a la cama enojados

Esto es algo que quizá hayas escuchado muchas veces pero también algo que probablemente no lleves a la práctica. Sin importar si viven juntos o no, lo esencial aquí es que nunca permitas que la noche termine con un enojo entre ambos. Recuerda que la mayoría de conflictos se dan por malos entendidos y falta de confianza y ciertamente, se sufre más por lo que se imagina que por lo que realmente es.

Deja de sacar conclusiones o guiarte por lo que los demás dicen, si hay algo que te moleste de tu pareja u ocurrió alguna situación que te hizo sentir incómod@, habla, pero habla sin gritos ni prejuicios y no olvides que al igual que tú, la otra parte también desea y merece ser escuchada.

1. Respeta su espacio

Ojo, el hecho de estar en pareja no significa que uno adquiere la propiedad del otro, es decir, ninguno de los dos son objetos, no se pertenecen ni tampoco tienen derecho de pretender cambiarse. Así que es momento de respetar y cuando hablamos de respeto, hablamos de la libertad que ambos como seres individuales tienen de elegir sus amistades, su vestimenta, gustos musicales, pasatiempos. etc.

El hecho de que tu pareja no pueda o no quiera estar pegada a ti las 24 horas del día no significa que no te ame, así que respira, pero si quieres que tu relación funcione debes comenzar a respetar su espacio y a disfrutar tus momentos a solas.

El amor maduro requiere comunicación, confianza, respeto y libertad, así que comienza a trabajar en ello y te garantizo que tendrás una relación feliz y un amor para toda la vida.