Rentan grúa para visitar a su amiga enferma desde la ventana del hospital

rentaron-una-grua-wordpress

Esta es una verdadera demostración de amistad, ya que con las personas que quieres hay que estar en las buenas y en las malas, pues siempre habrá manera de sacarle una sonrisa a ese amigo que la está pasando mal.

Muchos dicen que los amigos o amigas son esa familia que escoges, pues a veces logras formar lazos tan increíbles y hermosos con ellos que puedes llamarlos hasta hermanos o hermanas. Este es el mismo caso de un grupo de 12 amigas mujeres de Argentina, que hicieron hasta lo imposible para poder ver feliz a su amiga Gabriela, después de no verla durante mucho tiempo.
Todos conocemos las medidas sanitarias que han surgido debido al Covid-19, a las cuales nos tuvimos que adaptar rápidamente, pero en los lugares donde las medidas eran más severas y sin ningún tipo de concesión fue en los hospitales.

Hace diez años estas 13 mujeres se hicieron muy amigas en la ciudad de La Plata, todo marchaba perfecto y las 13 amigas se frecuentaban muy seguido para contarse sus problemas y animarse las unas a las otras, hasta que un día una de ellas dejó de asistir a las reuniones. Gabriela fue diagnosticada con cáncer, lo que no solo fue un duro golpe para su salud, sino para su ánimo también, la mujer estaba devastada por el miedo que le provocaba padecer esta enfermedad, pero no estaba sola.

Gracias al grupo de estas alegres amigas, Gabriela pudo salir avante de su enfermedad, ellas se convirtieron en su apoyo incondicional y a pesar de lo problemático que podría llegar a ser los sentimientos de Gabriela ante su enfermedad, ellas nunca renunciaron.

Gabriela comenzó un tratamiento que hizo que su salud mejorara y que todo marchó a la perfección durante años, pero lamentablemente hace unos meses sufrió una recaída que la mandó de regreso al hospital. Las amistades de verdad no tienen límites.

Sus amigas seguían ahí para ella, pero las medidas sanitarias por la contingencia han mantenido aislada a Gabriela durante más 60 días, aunque sus amigas se mantenían al pendiente de ella con llamadas telefónicas o mensajes de texto, ellas sentían que no era suficiente.

No existe obstáculo lo suficientemente grande que el amor de una verdadera amiga no pueda superar, este astuto grupo de mujeres juntaron dinero entre todas y rentaron una grúa que desde el estacionamiento del hospital las elevó lo suficiente para alcanzar el último piso del edificio y poder ver a su amiga por la ventana.
Este acto en su pura esencia es de lo que se trata la amistad.

“Ella se enfermó y está internada. Con la angustia y el aislamiento se torna difícil la situación, así que se nos ocurrió visitarla de esta forma. Ella la está peleando, es una gran guerrera… ¡Va a salir adelante!”, comentó una de las amigas de Gabriela.

Es imposible que no se te empañen los ojos por las lágrimas que te causa tan bonito acto de amistad, no cabe duda que todo el mundo desea tener por lo menos una amiga así. Aprovecha, abraza y quiere mucho al amigo o amiga que tienes al lado, que posiblemente también lo daría todo por ti.