Profesor meció al bebé de su alumna para que ella terminara su examen

maestro-da-comida-a-bebe-wordpress

Este profesor es increíble, ejemplo para muchos maestros en el mundo, porque todos son buenos lugares para demostrar el enorme corazón que tenemos.

¿Quién no ha escuchado la frase, “Ponte en los zapatos de los demás”? Muchas veces nos encontramos en una situación donde no podemos entender al otro. Este profesor de Estados Unidos nos muestra de la mejor manera cómo ser empáticos sin esperar nada a cambio.

Este docente, que imparte la asignatura de geografía, citó a sus alumnos un martes cualquiera para realizar un examen, una de sus tantas alumnas, quien no pudo encontrar a alguna persona que le ayudara a cuidar a su hija, llevó a su bebé a plena clase.

Es aquí donde la comprensión y la empatía entran en juego, los bebés son seres hermosos y llenos de ternura, pero de la misma forma pueden llegar a ser ruidosos y molestos, porque ellos necesitan de atención constante. Cualquier compañero de esa clase pudo quejarse o mostrarse inconforme con que un bebé estuviera dentro del aula, pues en cualquier momento podría llorar y con el ruido opacar todo lo estudiado para el examen, pero el profesor pensó totalmente diferente.

Este dulce retoño que, para sorpresa de todos, permaneció callado casi toda la clase, llegando al final de la prueba, donde los minutos parecen volverse más desesperantes, su pequeño estómago comenzó a sentir hambre y las lágrimas en ella comenzaron a brotar.

Lo más sorprendente del suceso es que el profesor detuvo a la madre quien se aproximaba a atender el llanto de su hija, para hacerlo él mismo, pues a él no le importaba alimentar y mecer a la pequeña criatura para que la madre pudiera concentrarse y terminar su examen.

Lo que hizo el profesor conmovió a todos los presentes en el salón de clases, pues quedaron maravillados con el corazón tan lindo que les estaba mostrando su profesor con una sola acción.

Ben Williams, quien era otro alumno que también realizaba el examen, extasiado por ver a su profesor arrodillando alimentando a la bella bebé, tomó una foto que después compartió en Facebook con un mensaje cautivante.

“Una chica de mi clase de Geografía tuvo que traer a su recién nacido hoy. El bebé comenzó a llorar en medio de nuestro examen. Cuando ella lo levantó para abrazarlo, mi profesor insistió en que no le importaría alimentar al bebé y mecerlo. Este es mi increíble y dulce profesor, de rodillas”, se leía en la publicación de Facebook del joven estudiante emocionado.

Rápidamente la foto se llenó de comentarios alabando y enalteciendo la excelente actitud con la que este maestro impartía sus clases. ¡Gracias, profesor, por demostrarnos como se da una clase con gusto y pasión!