Polémicas fotos nunca antes vistas de la Princesa Diana

Polémicas-fotos-nunca-antes-vistas-de-la-Princesa-Diana4

La princesa Diana sin duda se convirtió en un ícono a nivel mundial, pues sus acciones altruistas se ganaron el corazón del mundo y sin duda su fallecimiento afectó a millones. Recientemente Hollywood ha realizado producciones en donde la princesa de Gales se convierte un personaje principal de la trama, como la serie de Netflix “The Crown” y la película que aún están grabando “Spencer”, además la entrevista que su hijo el Príncipe Harry y su esposa Meghan de Sussex que concedieron a Oprah, han traído de nuevo a tema a esta increíble mujer. Por este motivo te mostraremos algunas de sus fotos más polémicas.

Diana Spencer en su bautizo.

Diana ha sido uno de los miembros de la monarquía británica más queridas de todos los tiempos. Aunque la describían como tímida, ella no dudaba en acercarse a la gente por lo que la apodaron “la princesa del pueblo”.

Antes de contraer matrimonio con el Príncipe Carlos.

En esta fotografía se puede apreciar a la princesa recostada a unos días de anunciar su compromiso con el Príncipe. Especialistas aseguran que el valor de la foto ronda los 1000 dólares.

Su vida era normal antes de casarse.


Ella mantenía una vida como cualquier otra mujer, sin embargo, años más tarde su boda con el Príncipe Carlos el 29 de Julio de 1981 fue transmitida en 74 países y vista por 750 millones de personas en todo el mundo.

Ella no seguía el protocolo.


Diana era una mujer fuerte e independiente, por ese motivo ella escribió sus propios votos matrimoniales. Lo más sorprendente fue que durante la ceremonia no le juró obediencia al príncipe Carlos, lo que dio mucho de qué hablar pues en esa época una princesa como ella supuestamente debía complacer todos los gustos de su esposo.

Tenía que salir sentada en las fotos con el Príncipe Carlos.


Lady Di medía 1.78 metros de estatura al igual que su esposo, pero aunque no lo creas si ella quería usar unos zapatos con tacón sin ridiculizar al heredero al trono, tenía que usar trucos como flexionar sus rodillas o salir sentada junto a él.

Era una amante de la naturaleza.


Por el equipo de seguridad que siempre la rodeaba era imposible tomarle fotos haciendo cosas que la hacían feliz, como estar rodeada de la naturaleza, uno de sus pasatiempos favoritos.

Los paparazzi la persiguieron hasta hartarla.


La princesa de Gales es sinónimo de amabilidad, pues sus buenas acciones hablan por sí solas, sin embargo, los paparazzi la seguían a todos lados sin darle un minuto de privacidad.

Una de cuando era adolescente.


Ella no pertenecía a la realeza pero era aristócrata. Era hija de John Spencer VIII, conde de Spencer y de Frances Ruth Burke Roche, hija de Mauricio Roche IV, barón de Fermoy. Aunque cabe señalar que sus padres se divorciaron cuando ella todavía era muy pequeña.

Una de bebé.


Quién diría que la bebé de esa foto se convertiría en una de las mujeres más sobresalientes de todos los tiempos.

Era una madre dedicada.


A pesar de ser una mujer ocupada ella siempre buscaba un momento para convivir con sus hijos, además muchos la describen como una mujer cariñosa, especialmente con los niños, incluso antes de comprometerse con el príncipe Carlos, dedicaba tiempo a tareas sociales en un jardín de niños en Londres.

No cabe duda que el mundo entero sigue extrañando a quien fue una de las mujeres más extraordinarias en la historia de la humanidad.