Perrita sigue esperando a su dueña, sin saber que falleció hace días

perrita-espera-asu-dueña-wordpress

Esta es la conmovedora historia de Bianca, una perrita que enterneció a todo Facebook. Todo sucedió en Tunuyán, Argentina. Bianca es una perrita que vivió mucho tiempo en las calles hasta que el destino le puso en su camino a Eugenia, una anciana que tenía una papelería. Eugenia se dirigía caminando como todos los días a su negocio, pues vivía a tan solo dos cuadras de su papelería, cuando de pronto se encontró con Bianca. La conexión fue inmediata y Eugenia no dudó ni un poco en adoptarla.

Su rutina a partir de ese momento cambió para ambas, Eugenia se disponía a caminar en dirección a su negocio y Bianca la acompañaba para asegurar que llegara sana y salva. Había ocasiones en que otros perritos callejeros se les unían, pues a Eugenia le encantaba ayudar a estos perritos dándoles un poco de amor, agua y comida.

Lamentablemente el 16 de septiembre de este año, Eugenia perdió la vida a causa de un paro cardiaco. Ella era muy querida en su comunidad, así que fue una noticia muy dura para todos. A días de su lamentable partida, personas aledañas se dieron cuenta que Bianca, la tierna perrita que fue adoptada por la anciana, seguía esperándola afuera de la papelería pacientemente, pues ella no estaba enterada de la triste noticia. Esto enterneció tanto a la comunidad que compartieron algunas fotografías de la leal perrita, volviéndose su historia viral en cuestión de horas. “Eugenia tenía una librería al lado de mi negocio, sin dudas una de las personas mas buenas y lindas que conocí. Hace unos días falleció y miren cómo su perrita la sigue esperando” Escribió una de las personas que conocía a Eugenia en su Twitter y Facebook.

Los demás vendedores comenzaron a encargarse de Bianca, con comida, agua y un espacio para dormir y no dejar desamparada a la mejor amiga de cuatro patas de Eugenia. Sin duda es una triste historia que nos recuerda una vez más lo leal que pueden ser los animales, por eso debemos amarlos y respetarlos.