Perdió a su madre, pero encontró consuelo en osito de peluche

Doodlebug es un canguro bebé que hace no mucho se volvió viral en redes sociales ¿La razón? el pequeño Marsupial aparece en una foto dándole un tierno abrazo a un osito de peluche después de ser rescatado por miembros de un centro de atención para animales.

 

El bebé canguro fue afortunadamente rescatado con éxito cuando tenía 2 meses de edad. El pequeño se encontraba solo sin rastro de su familia, por lo que rápidamente fue trasladado a un centro de atención llamado WIRES, situado en Nueva Gales del Sur, Australia.

Cuando llegó a su nuevo hogar lo primero que vio fue un peluche colgado de un árbol, que se convertiría en su nuevo acompañante y mejor amigo.

Los trabajadores de WIRES se vieron tan conmovidos que le permitieron conservarlo. Después de un rato jugando con él le tomaron unas cuantas fotos que no tardaron en darle la vuelta al internet gracias a la ternura que transmite el ver a el canguro bebé abrazar con tanto cariño a un oso de peluche.

Gillian, una experta en vida salvaje que contribuyó al rescate y trabaja de cerca con Doodlebug, comentó que la reacción del marsupial hacia el juguete es similar a la de un niño humano pequeño, y agregó que “lo trata como a un compañero”, y recalcó que esto también es un gesto común en animales que han quedado huérfanos, pues es esta su manera de encontrar compañía y sentirse protegidos después de haber sufrido tanto.

¿Verdad que Doodlebug es simplemente adorable?