“Pensé que ya nunca me iban a contratar”: Eric feliz por encontrar trabajo

kate-wordpress

El apoyo de nuestros padres es muy importante, pues ellos nos abren camino en nuestra vida y nos dan la seguridad de ir avanzando, pero eso no significa que los hijos no podamos ayudar a nuestros padres, como Kate del Castillo con su padre Eric del Castillo.

El primer actor Eric del Castillo, a sus 86 años, sigue trabajando y desde hace 30 años, trabaja en un proyecto en donde actúa una serie de corridos, el cual lleva por nombre ¡Llegó la revolución, señores! que estaba en pausa por la pandemia.

Un día, el actor recibió una llamada de su hija Kate, en la cual, le propuso retomar el proyecto y no solo eso sino que también le propuso que el show fuera parte del catálogo de espectáculos que ofrece su propia productora de contenidos, Cholawood Productions, lo cual dejó incrédulo a Eric del Castillo, pues el pensaba que nadie lo contrataría por edad, así que supuso que en realidad esa invitación había sido por el inmenso amor que su hija le tiene, sin embargo la historia fue otra, pues Kate le respondió: ´´¡Papá!, lo consultamos con las personas de la plataforma!´´

El primer actor relata que le pareció impresionante tal invitación pues pensaba que había muy pocas personas interesadas en la revolución mexicana, pues vaya sorpresa se llevó. El actor también dice que su nieto Darwin tomó algunos fragmentos de la obra en video y los compartió con Kate y ella a su vez se los mostró a sus amigos, así que cree que esa fue la razón por la que se le ocurrió invitarlo a su casa productora.

Ahora su trabajo consiste en dar función en Guadalajara para grabar el show y transmitirlo a través de una plataforma en línea.

Pero este no es el único trabajo que ha llegado al actor Eric del Castillo de parte de su hija Kate, pues el actor también reveló que le mandaron un guión de un documental por medio de Kate que se llama ´´basura fina´´ que se filmará en México, pero que está suspendida por el momento por la pandemia.

Es claro que cuando se hace un trabajo con pasión, talento y dedicación, no importa la edad, ni la relación que se tenga, pues el talento habla por sí solo.