Niño con autismo tuvo una crisis y una desconocida le salvó la vida así.

niño-autismo-wordpress

Todo parecía apuntar a que sería un día perfecto, Lenore, su esposo Steve y su hijo Ralph de 9 años, hicieron un viaje desde Nueva York hasta Florida para poder llegar a Universal’s Islands of Adventure. Ralph estuvo impaciente durante todo el día, pues lo que más deseaba era participar en la aventuras increíbles de Spiderman.

Una vez que llegaron, comenzaron a recorrer todo el parque dejando para el final lo más esperado, cuando por fin llegaron Ralph estaba que no cabía de la emoción, pero pasó algo inesperado, haciendo que todo ese entusiasmo se esfumara por completo, pues Spider-Man dejó de funcionar. Cualquier niño se pondría mal, tal vez alguna rabieta, pero con Ralph, reaccionó terriblemente, pues tiene autismo y lo sucedido le afectó mucho.

“Podríamos ver (la crisis) venir, como un tren que se aproxima. Y, sin embargo, no pudimos esquivarla”. Dijó la madre. Ralph no podía con tantas emociones , estaba tumbado en el suelo, gritando y llorando muy fuerte, tan fuerte que apenas podía respirar. Sus padres hacían todo lo posible por tranquilizarlo, pero sus esfuerzos eran inútiles y la gente solo quedaba ahí mirando.

Todo parecía perdido, pero llegó alguien a salvar el día. Una empleada de la atracción de nombre Jen Whelchel, decidida a ayudar al niño, se recostó a lado de él. Lo dejo llorar y le ayudó a respirar diciéndole que estaba bien estar triste en ocasiones, ambos se quedaron en el suelo hasta que Ralph se sintió mejor.

Y no paró ahí la ayuda de Jen, pues una vez que Ralph se levantó, lo llevó a la tienda de regalos y lo dejó escoger algunos productos, fueron totalmente cortesía de Jen. Ralph con una genuina sonrisa en sus rostro, le dio las gracias acompañado de un abrazo, largo y fuerte.

La madre de Ralph compartió la experiencia en Facebook, pues la acción de la empleada del parque fue maravillosa y digna de contar, además de que no sabía cómo agradecerle a Jen. “Para empezar, preferiríamos tener un día en el que sea maravilloso”, dijo. Pero en lugar de enojarse o impacientarse con Ralph, fue alentador ver a los empleados, especialmente a Jen, saltar y realmente saber cómo ponerse en su nivel y simplemente reducir las cosas”. Declaró la madre de Ralph.

Es increíble la inmensa empatía de Jen, esto nos enseña a que debemos ser más pacientes y empáticos con las personas que nos rodean, seamos más como Jen para hacer de este lugar un mundo más lindo.