Mira cómo prevenir el mal aliento

mal-aliento-wordpress

¿Mal aliento? Este problema es más común de lo que imaginamos. La también llamada halitosis, puede ser causada por muchos factores, pero por supuesto, los más comunes son los malos hábitos de higiene que nos afectan sin darnos cuenta; quizá la goma de mascar y las pastillas de menta puedan sacarte del apuro, pero si quieres deshacerte del mal aliento definitivamente, es mejor que pongas atención a los siguientes consejos.

9.-Gárgaras con limón y bicarbonato

¿Sabías que el mal olor también proviene de la garganta y órganos internos? Si notas que el mal aliento proviene de tu garganta, una buena opción para deshacerte del problema es realizando gárgaras con bicarbonato y limón. El ácido del limón y las propiedades antibacterianas del bicarbonato reducirán considerablemente los microbios alojadas en tu boca y garganta.

  • Primero mezcla el jugo de medio limón con una cucharada de bicarbonato en una taza de agua tibia.
  • Inclina tu cabeza hacia atrás y realiza gárgaras durante 1 o 2 minutos.
  • Después puedes lavarte los dientes como de costumbre.

¡Listo! Despídete del mal aliento de una vez por todas.

8.-¡Desayuna siempre!

Miles de bacterias se acumulanan en boca y garganta durante las noches, así que probablemente el extraño aliento mañanero, se deba a las bacterias en descomposición alojadas en estas zonas. Desafortunadamente lavarte los dientes no es suficiente para eliminar este desagradable olor.

Pero si desayunas -incluso algo ligero como un trozo de pan o un licuado- la comida arrastrará gran parte de las bacterias causantes del mal aliento a tu estómago. Ahora sí, puedes cepillar tus dientes como de costumbre y verás que ese aliento mañanero desaparecerá.

7.-Lava bien TODA tu boca

¿Cuál es la manera correcta de cepillar tus dientes? Recuerda llevar una buena higiene bucal; no solo debes cepillar tus dientes y pasar el hilo dental para eliminar la placa bacteriana así como los restos de comida que se acumula entre los dientes y las encías; si no los retiras, los restos se echarán a perder provocando un error terrible.

Recuerda también limpiar a la perfección las mejillas y tallar la lengua para eliminar cualquier residuo de alimento. Algo que también funciona es hacer gárgaras con enjuague bucal para eliminar lo más posible las bacterias acumuladas cerca de tu garganta y tener un aliento fresco.

6.-Toma agua antes dormir

La hidratación es clave para un aliento fresco. Mantén tu boca humectada todo el tiempo, pues de esa manera evitarás que las bacterias invadan tu lengua y mejillas. Considera que la falta de saliva, hará que los restos de comida se descompongan rápidamente, emitiendo un olor putrefacto entre tus dientes. Cambia tu rutina nocturna: Lava bien tus dientes, cepilla tu lengua, usa hilo dental y enjuague bucal. Ahora sí, antes de acostarte bebe uno o dos vasos de agua y notarás una gran diferencia en tu aliento por las mañanas.

5.-Evita respirar por la boca

Cualquier actividad que reseque tu lengua -como respirar por la boca- será tu peor enemigo para deshacerte del mal aliento. Si tienes problemas como sinusitis, o rinitis es probable que tus fosas nasales estén tapadas todo el tiempo, así que respirar por la nariz es prácticamente imposible para ti. Lo mejor que puedes hacer es beber más agua para mantener tu garganta y boca hidratadas, así como consultar a un experto, para evitar que ambos problemas sigan afectándote.

4.-No abuses de los condimentos

¿Acostumbras cenar tacos con mucha cebolla o platillos extra condimentados? Si buscas mejorar tu aliento toma en cuenta que el ajo, la cebolla y el chile son alimentos que, al descomponerse, generan gases de sulfuro que no solo se liberan a través del aliento, también afectan tu olor corporal. De la misma forma, el exceso de condimentos puede crear un aroma difícil de quitar en tu boca, así que sin importar cuantas veces cepilles tus dientes, este se quedará impregnado. Lo mejor es consumir estos productos de vez en cuando y en pequeñas cantidades.

3.-Cómete una manzana

Por el contrario, si en lugar de elegir comidas extremadamente condimentadas, prefieres verduras y frutas frescas con alto contenido de fibra, tu aliento mejorará notablemente. Una buena opción -que además es súper saludable- es la manzana verde, pues ayudará a eliminar el sarro y los microbios, ya que al ser ácida y tener muy poca azúcar dejará una sensación más limpia en tu boca y lengua.

2.-¡Bájale al azúcar!

El alimento favorito de los gérmenes es el azúcar, pues es muy fácil de descomponer; recuerda que si comes caramelos o cosas muy dulces queda un sabor y textura extraños en tu lengua, esto debido a su alto contenido de azúcar, la cual deja un rastro difícil de eliminar, incluso después de cepillarse los dientes. Sin mencionar que esta puede traerte serios problemas de caries o incluso, provocar llagas en tu lengua debido a los microorganismos que se acumulan.

Procura lavar tus dientes o enjuagar tu boca después de consumir alimentos altos en azúcar; esto ayudará a mantener tu aliento fresco y tu boca saludable.

1.-No abuses del café

El café produce un olor muy distintivo en la boca, ya que al resecar la boca, crea el entorno perfecto para que las bacterias se reproduzcan. Así es, mientras menos cantidad de saliva produce tu cuerpo, mayor probabilidad habrá de tener la terrible halitosis, ya que cuando las bacterias de multiplican, despiden ácido sulfhídrico, un potente químico que despide un olor desagradable. Lo ideal para controlar este aroma, es beber agua después de una taza de café, y cepillarse bien la lengua para evitar que los microorganismos se reproduzcan.

Estos consejos serán suficientes para eliminar la halitosis. Pero si después de adoptar estos buenos hábitos, sigues presentando mal olor en la boca, lo mejor será consultar con un experto, pues podrías tener un problema más grave o tener dañado algún órgano interno. Cuida tu salud, solo así te sentirás bien por dentro y por fuera.