Lo abandonaron por feo una y otra vez, hasta que ocurrió un milagro

perrito-rechazado-wordpress

Adoptar a un perro es sencillamente amarlo a primera vista, pues es inevitable no sentir esa conexión entre ese peludito y tú, sin embargo muchas personas no se permiten conectar con algunos perros porque los juzgan dejándose llevar por su apariencia. Como el caso de Beaux Tox, un perrito que lamentablemente fue regresado en muchas ocasiones a refugios para perros por su apariencia.

Antes de llamarse Beaux Tox, su nombre era Lucky, pero al parecer no era tan afortunado como lo dice su primer nombre, pues durante su vida, este precioso peludito ha pasado por circunstancias muy tristes.

Lucky nació en un criadero, con una deformidad facial y por ello fue considerado no vendible. Así que fue llevado a un refugio con el fin de conseguirle un hogar, fue adoptado en varias ocasiones, pero su historia siempre terminaba en lo mismo, maltratos y abandonos a causa de su apariencia, pues las personas no se daban la oportunidad de conocer su belleza interior.

Pero finalmente llegó a Austin, Texas y su vida dio un giro inesperado. Al inicio su nueva vida en Texas fue triste, pues la nueva dueña tenía gatos, así que lo dejaba en su jardín atado a un árbol, sin cama y alejado de cualquier contacto humano, sin mencionar que no lo alimentaban bien, así que la familia decidió regresarlo al refugio porque no podían darle una vida digna y además se mudarían de estado.

Una vez ya en el refugio, una de la voluntarias se conmovió tanto por la historia de Lucky, que decidió hacerle una sesión de fotos para publicarlo en redes sociales, lo cual fue muy acertado, pues Jamie Hult, vio las fotos Lucky y al conocer su historia no dudó en adoptarlo para darle todo el amor que siempre había merecido.

Lucky cuando recién fue adoptado tenía un mal estado de salud, pues tenía la enfermedad del gusano del corazón, por lo que necesitaba la asistencia de un veterinario de manera urgente, sin contar que tenía pulgas y estaba desnutrido, pero ese no fue ninguna razón válida para que Jamie se retractara, pues estaba dispuesta a amar y ayudar a Lucky.

El proceso de recuperación fue largo, pero gracias a la ayuda de su nueva dueña y a sus otros compañeritos peludos el camino fue pan comido para él y se ganó un nuevo nombre Beaux Tox, que es un divertido juego de palabras pues suena muy parecido a la palabra Botox, Jamie, su nueva dueña declaró: ´´La razón por la que lo llamé Beaux Tox es porque claramente parece que necesita botox, y está bien. Apreciamos la belleza en todas sus formas. ¡Y las cuentas de los perros me costaron una fortuna que es la razón por la que no tengo botox!´´

Por fin Beaux tox tiene la vida que merece, pues ahora los dias de discriminación y maltratos se han acabado y se han convertido en dias llenos de amor y diversión de parte de su nueva y merecida familia.

Si tú también amas a los perritos y te gustó la historia de este Beaux tox, comparte esta nota con tus amigos y familiares para que su historia llegue a más personas y logremos reflexionar que sin duda la belleza interior es la más importante y que aún hay personas que están dispuestas a admirar este tipo de belleza.