La foto más desgarradora del año. Su historia te hará llorar…

El pequeño Beckett Burge fue diagnosticado con leucemia linfoblástica, un tipo de cáncer en la sangre, en agosto del 2018 cuando solo tenía dos años, razón por la que pasó por largas estancias en el hospital a causa de sus quimioterapias, transfusiones de sangre, y transfusiones de plaquetas.

En una fuerte imagen que ha dado la vuelta al mundo se ve el apoyo incondicional que el pequeño Beckett tiene por parte de su hermana dos años mayor, Aubrey.

Kaitlin Burge, la madre de los menores, asegura que Aubrey y Beckett han formado un vínculo increíble, esta niña prefiere quedarse en casa a cuidar y apoyar a su hermano que salir a jugar. Aunque la Sra. Burge admite que le entristece que tenga que lidiar con un problema tan grande a tan temprana edad.

En su hogar en Princeton, Texas se puede apreciar a la pequeña frotando la espalda de su hermano después de que su hermano tiene que interrumpir sus juegos ya que la quimioterapia lo hace vomitar de manera inesperada.

“[…] Sabía por experiencia que cuando ella estaba enferma le acariciábamos la espalda para que supiera que la ayudaríamos a superarlo,” dijo la madre de los pequeños. Agregando que la niña empezó a preocuparse por él al ver su pérdida de peso y los cambios en su apariencia.

Estiman sus doctores que el pequeño Beckett deberá pasar por lo menos dos años más en quimioterapia. Dos años que pasará bajo el cuidado incondicional de su hermana Aubrey, y de su familia que tanto lo quiere y apoya.

Comparte esta nota en tus redes sociales favoritas.