Esta es la verdad de los pulpos reversibles

pulpo-wordpress

En los últimos días un producto se ha vuelto tendencia entre los internautas en redes sociales. Se trata de los pulpos reversibles, es un pulpo de peluche de diferentes colores que muestra una sonrisa, pero al voltearse, su color es distinto y su sonrisa se transforma en una cara de enojo.

Estos simpáticos peluches han causado furor, sin embargo, no todo ha sido bueno pues, aunque han salido varios memes divertidos, muchas personas han denunciado que la compra de estos peluches es irresponsable.

Todo comenzó con Fortuna Virtual, originarios de Costa Rica, una página de ventas online, quienes tienen en su catálogo estos peculiares peluches como herramienta de comunicación para niños con problemas para externar sus emociones, por ejemplo, los niños con autismo, déficit de atención con hiperactividad (TDAH) o Asperger. Ellos aseguran que son una herramienta terapéutica con el objetivo de ayudar a los niños a mostrar emociones de una manera sencilla.

Lo cierto es que no hay hasta el momento ningún experto ha corroborado que estos simpáticos peluches hayan sido inventados para niños con espectro autista. La empresa creadora de estos pulpos es Teeturtle, fundada en 2012 por el diseñador RamyB, con la intención de crear camisetas divertidas de la cultura pop, con el tiempo fueron agregando cosas a su catalogo como estos peluches, pero hasta el momento esta empresa no ha declarado nada al respecto, sin embargo en su página oficial podemos ver que en la descripción del producto en este caso los pulpos reversibles, no hay ninguna especificación acerca de que sean diseñadas para niños con autismo, por lo que podemos deducir que solo es un juguete.

Por otro lado, muchos padres con hijos dentro del espectro autista, han compartido que ellos utilizan este pulpo para sus hijos y que han encontrado algunos beneficios, sin embargo, ningún profesional ha dado declaraciones afirmando o negando la eficacia de este juguete.

Así que, si has comprado uno, no te sientas mal, en realidad es un juguete, por otro lado, es importante considerar que algunos padres han usando este juguete como una herramienta terapéutica, así que te interesan estos peluches, puedes buscar muchos otros diseños pues el pulpo no es el único. Intentemos ser empáticos con los demás para mantener una convivencia sana y ayudar a los que más lo necesitan.