El Ballet es el baile más peligroso del mundo


El ballet es la danza más peligrosa del mundo, ya que es muy común ver todo tipo de fracturas de dedos, lesiones y llagas en los pies de los bailarines.


Sin duda esta disciplina pone al límite el cuerpo de todos quienes lo practican, por lo que incluso artistas profesionales como Víctor Ullate y Carla Wolff indican que el ballet es una formación del cuerpo, pero también una deformación, ya que las posturas que se realizan son forzadas y tan antinaturales que además del insoportable dolor que provocan, también generan deformaciones irreversibles en el cuerpo. Ahora exploremos las razones que hacen al ballet el arte más peligroso del mundo.

4.- Pararse de puntitas

Si no eres bailarina de ballet, intenta pararte sobre las puntas de tus dedos, verás que es algo muy difícil y doloroso, la mayoría no puede permanecer en esa posición por más de tres segundos, ahora imagina tener que estar en esa pose por muchos minutos, ese es el reto que deben enfrentar a diario las bailarinas.


Este paso causa muchísimos problemas en los dedos de los pies pues tienen que soportar todo el peso del cuerpo humano, dando paso a que se dañen los tendones y las articulaciones, o en muchísimas ocasiones, llegan a fracturarse.

3.- Los pies pierden su forma


Obviamente el exigir mucho esfuerzo a una parte específica del cuerpo tiene sus consecuencias. Al recibir mucho peso, los pies comienzan a deformarse y a lucir de verdad muy mal, llegando a parecerse a los pies de algún personaje de terror. Esto causa problemas muy serios y quizá hasta irremediables, tener pies lesionados y deformes hace que la espalda y la postura también se vean afectados.

Un ejemplo de esto, es el caso de la bailarina rusa Darian Volkova, quien mostró con fotos en su cuenta de Instragram, como sus pies estaban cortados, moreteados y deformes.

2.- Zapatillas muy apretadas


De acuerdo a una publicación de la revista Nat Geo, los zapatos de las artistas que se dedican a este arte hacen que la sangre no fluya bien por las venas, lo que ocasiona que la piel se desprenda con el paso del tiempo, provocando llagas y enormes ampollas llenas de líquido. Ahora imagina tener la piel abierta con el músculo al aire y que la tela rasposa pase por encima.

1.- Uñas se encarnan en la piel


Las y los bailarines de ballet se vuelven máquinas resistentes al sufrimiento, pues esta disciplina hace que sus uñas se rompan y se entierran en la piel. Darian Volkova, que es una bailarina profesional, ha descrito que es como tener que bailar con una astilla filosa clavada y que con cada movimiento se va enterrando cada vez más y más, sintiendo como va cortando la piel lentamente.


Afortunadamente y debido a estas lesiones, las nuevas escuelas de Ballet recomiendan terapia física para evitar lo más posible estas terribles consecuencias, pero al no ser tan barato, muchas bailarinas terminan con deformidades por el resto de su vida.

Sin duda los artistas que se dedican a esta disciplina merecen todo nuestro respeto y admiración. Luego de saber esto ¿Te animas a bailar ballet? Déjanos tu respuesta en los comentarios.