Cómo evitar que te huelan los pies

formato-notas-wordpress

¿Mal olor en los pies? No hay nada más vergonzoso que quitarte el calzado y que ese aroma poco agradable corra en el aire, conocido en la ciencia como bromodosis y vaya que las bacterias aman los pies sudorosos y a quienes pasan horas con calzado ¿Te suena familiar? Bueno, estos son los trucos para que nunca te huelan los pies.

¿Sabías que los pies sudan más que otras zonas del cuerpo? Esto porque ahí hay más glándulas sudoríparas y, si le agregamos que con el calzado se mantienen húmedos el mal olor es prácticamente inevitable, ¡El paraíso de las bacterias! Según las estadísticas al menos 2 de cada 10 personas padecen o padecerán el mal olor en los pies.

7.- Una buena higiene

En primer lugar, tienes que llevar una buena higiene, es muy importante que todos los días te laves con agua tibia y jabón, tómate el tiempo adecuado para que talles entre los dedos y alrededor de las uñas. Además, puedes lavarlos por la mañana y antes de ir a dormir.

A las bacterias les encantan los pies sudorosos, pues crecen con la humedad; por ello tienes que secarlos muy bien después de la ducha y luego con un algodón agrega alcohol entre los dedos de los pies, esto los mantendrá lejos de la humedad.

6.- Usa calcetines o medias

Llegó el momento de que las medias se vuelvan parte de tus días, puedes comprarlas cortas o color piel, pero no dejes de usarlas porque esto evita la sudoración excesiva. Revisa el material de esta prenda, pues deben ser de tela transpirable. Procura lavar tus calcetines al revés para eliminar por completo las células muertas.

5.- Antitranspirante

El antitranspirante es lo mejor, aunque muchos creen que el desodorante para pies es la solución, lamentablemente este sólo disfraza el mal olor pero el antitranspirante lo ataca directamente, en las farmacias lo puedes encontrar en barra, crema o aerosol.

TIP DE EXPERTOS: Tu calzado también necesita descanso, así que evita usar el mismo par de zapatos dos días seguidos; para eliminar rastros de sudor y bacterias añade un poco de bicarbonato de sodio cuando no los utilices pues este regula el pH. De vez en cuando aprovecha que estás en casa para usar chanclas o calzado descubierto para que tu piel se ventile.

4.- Lavado con vinagre

El vinagre tiene poderosas propiedades antibacterianas que acabarán con los hongos en tus pies. Solo debes calentar 6 tazas de agua caliente y luego agregar 1/2 taza de vinagre de manzana. Ahora pon a remojar tus pies durante 15 minutos y finalmente enjuaga con agua abundante. El ácido del vinagre matará hongos y bacterias, dejando tu piel limpia.

3.- Té negro anti-olores

El té negro es un excelente aliado para decirle adiós al mal olor en tus pies, pues, contiene taninos, sustancias que regulan el pH y tienen propiedades astringentes. En primer lugar, pon a hervir un litro de agua y agrega 5 bolsitas de té, luego de 5 minutos agrega 3 tazas de agua fría. Ahora pon a remojar tus pies durante 20 minutos y finalmente enjuaga muy bien. Repite el procedimiento todos los días ¡Despídete del mal olor!

2.- Sal de Epsom

Estas sales son más que conocidas por ser grandiosos minerales que acaban con las bacterias y neutralizan el pH. Primeramente pon a calentar 8 tazas de agua y cuando esté tibia retira del fuego. Ahora agrega media taza de sal Epsom y remoja tus pies durante 30 minutos finalmente enjuaga. Tus pies estarán frescos, relajados y además, esto también sirve como exfoliante para eliminar las células muertas ¡De nada!

1.-Baños de agua oxigenada

El agua oxigenada también es un excelente aliado para acabar con los terribles hongos en los pies, causantes del mal olor, pues tiene propiedades desinfectantes y antisépticas. Lo único que necesitas es lavar muy bien tus pies, recuerda que hay que tallar e incluso los cepillos con lima o la piedra pómez son recomendables, así eliminarás la suciedad, bacterias y células muertas. Luego en un recipiente agrega ½ vaso con agua natural y ½ de agua oxigenada, remoja tus pies por 5 minutos y finalmente seca muy bien con un trapo limpio entre tus dedos, para evitar que la humedad ¡Ahora sí! Adiós al mal olor.

Y bien, ¿Con cuál vas a empezar?