Bear Grylls no es “a prueba de todo” y casi pierde la vida al ser picado por una abeja

Cuando hablamos de leyendas no podemos dejar de mencionar al gran Bear Grylls, un hombre que está acostumbrado a enfrentar los mayores peligros, que ha sido capaz de comer carne cruda directamente del pecho de una cebra, que ha sido capaz de dormir dentro del cuerpo de un caballo para no sentir frío. Básicamente se trata de un hombre sin límites.

Seguramente más de uno ha llegado a pensar que se trata de una especie de superhéroe, pero la verdad es que Grylls es solo un hombre. Resulta que este aventurero casi pierde la vida en la última entrega de su nuevo programa Treasure Island.

Bear, de 45 años, fue picado por una abeja durante la grabación del episodio. Pensó que no era algo grave y quiso continuar con la filmación.

Pero de pronto, la cara de Grylls comenzó a hincharse, sobre todo sus párpados. El equipo se dio cuenta de que estaba teniendo una reacción alérgica y lo llevaron en una balsa hasta el hospital más cercano.

Los médicos le administraron epinefrina y dicen que estuvo muy cerca de sufrir un mortal choque anafiláctico. El cirujano Mano Shanmuganathan dijo a los medios que: “La ironía de que Bear, el superviviente, fuera picado, que tuviera el potencial de una reacción alérgica y necesitara ser tratado con epinefrina, fue un momento extraño. Eso fue una locura”.

No es la primera vez que Grylls tiene una reacción de este tipo. En el 2016 también fue picado por una abeja y sufrió una alergia cuando grababa el programa Born Survivor. Pero la de esta ocasión fue más peligrosa y pudo acabar con su vida.

Bear es un verdadero sobreviviente, pero ninguno de sus trucos lo prepararon para soportar el piquete de una abeja.

Sin duda Bear nos demuestra lo que hace el poder de la voluntad, si te gustó el artículo por favor compártelo con tus amigos.