Anciano de 68 años sembró más de 11,000 árboles para devolver el agua a un bosque

portada-anciando-de-68-sembro-arboloes3

Este hombre logró una gran hazaña dedicando más de dos décadas de su vida para sembrar 11 mil árboles en Indonesia.

De acuerdo a una publicación de NatGeo, un campesino indonesio llamado Sadiman recibió un reconocimiento de parte del gobierno luego de haber plantado en 23 años más de 11 mil árboles en el centro de la isla de Java, con lo que pudo revertir el daño provocado por las sequías y la severa deforestación de la zona. Lo sorprendente de su contribución es que el agua regresó a este zona, combatiendo la erosión del suelo y ayudando a preservar el ecosistema.

La iniciativa inició hace más de dos décadas cuando Sadiman decidió combatir la deforestación que se intensificó por varios incendios en la ladera sur del volcán Lawu y que acabaron con los ecosistemas que habían en región.

La agencia de desastres indonesia (BNPB) y líderes del Gobierno local le entregaron en su pueblo, Geneng, 100 millones de rupias, lo equivalente a 7 mil dólares por inspirar a la gente y realizar su tarea sin recibir ningún pago ni esperar nada a cambio.

“En el pasado pensaban que estaba loco. Cuando los otros miembros de la comunidad plantaban cultivos para alimentarse, yo plantaba banianos, pero lo que planté entonces ahora da agua a los residentes y el aire es fresco”, indicó Sadiman.

Cabe señalar que los árboles banianos se caracterizan por almacenar agua, además de ser considerados sagrados por los habitantes de esa región, lo que impidió que fueran talados.

La presencia permitió que el agua regresara a los arroyos en el bosque de los montes Gendol y Ampyangan, haciendo que más de 340 familias tengan garantizado el suministro de agua durante la época de sequía.

Sadiman financió gran parte de las semillas de banianos y otras especies para reforestar la zona, aunque algunos de los residentes comenzaron a plantar también árboles y apoyar económicamente la compra de semillas durante los últimos años.

De acuerdo con World Resources Institute, aunque la deforestación del bosque tropical en el país asiático se ha reducido en los últimos años con la implementación de nuevas políticas gubernamentales, Indonesia aún es el tercer país que más bosque tropical perdió en 2018, con un total de 340.000 hectáreas.

Sin embargo, Greenpeace resaltó la reducción pero aseguró que los factores climáticos y principalmente la industria del cultivo de aceite de palma, han sido unos de los responsables de los incendios de bosques con la intención de aumentar las áreas de terreno para su siembra.

Sin duda este hombre se merece todo nuestro reconocimiento. Comparte este artículo con tus amigos si fue de tu agrado.