Abuelito lleva a su perro anciano al veterinario en una carriola.

abuelito-carreola-wordpress

Amistades que son para toda la vida. Este hombre y este perro nos muestran que hay amigos que llegan para quedarse.

Muchas veces hemos escuchado decir que el perro es el mejor amigo del hombre, y creo que esta frase no habría cobrado tanto sentido como hasta ahora que conocemos a este par de viejos amigos. Los animales son seres con sentimientos transparentes, si sienten miedo se protegen o huyen, si sienten amor, dan amor, como lo es en este ejemplo donde este can decide entregarle toda su vida a su compañero de aventuras.

El corazón no está capacitado para tolerar tanta ternura en una sola imagen.

Este viejito llevaba a su perrito de edad avanzada en una carriola al veterinario. Iban despacio, mostrando a cada paso un roce de su historia juntos, dejando atónitos a todos los que tenían la dicha de presenciar tan conmovedora escena.

Una persona que fue testigo de tan lindo momento sintió que su mano tomó la foto por sí sola, pues algo dentro de él no podía evitar no compartir a este par de encantadores amigos para que todo el mundo los conociera.

“Cuando llevaba a mi perro al veterinario vi a un abuelo empujando a un perro viejo paso a paso en una carriola. Así es como se ve el verdadero amor. No lo abandonará hasta el final”, comentó aquel hombre fascinado con lo que veía.

El anciano trataba al perrito como se debe tratar a un amigo de toda la vida, con delicadeza, cuidado y mucho amor.

El hombre se agachaba en ocasiones hasta estar cerca del perrito y cerciorarse de que estuviera bien, lo acariciaba, lo acomodaba, limpiaba su suciedad, todo para que el trayecto fuera más ameno para su amigo.

Todos queremos tener un amigo así, alguien que nos acompañe de esa manera tan incondicional, ¡que dicha ser testigo de amistades tan hermosas!