7 animales que Dios extinguió, pero el humano traerá de regreso


¿Te imaginas revivir a animales que existieron hace miles de años? Los científicos son ambiciosos y trabajan para que la idea de extraer el ADN y traer de vuelta a las especies de la prehistoria sea real. Veamos:

7.- Tigre dientes de sable

Este peculiar felino que nos ha hecho morir de miedo en las películas es primo lejano del gato doméstico, mismo que podemos encontrar prácticamente en cualquier hogar del mundo, y desapareció del continente americano en la última Edad de hielo, hace aproximadamente 10 mil años. Sus colmillos eran tan letales que bastaba con una mordida en la garganta para triturar las arterias y matar al instante a cualquier criatura.

De acuerdo a una investigación publicada por la revista National Geographic, en los pozos de alquitrán de La Brea, en la ciudad de Los Ángeles, California se encuentran restos bien conservados que podrían ser la esperanza para extraer el ADN parar revivirlos y poner a temblar a los cazadores.

6.- Ranas incubadoras gástricas

Esta pequeña y viscosa ranita era la única especie que tenía la habilidad de incubar sus huevos en su propio estómago. Sin embargo, fue en la década de 1981, cuando el último ejemplar desapareció del planeta.

Bueno… eso antes de que los expertos de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia, la clonaran, pues implantaron células muertas en el huevo vivo de otra especie de rana, teniendo resultados favorable. ¿Aún dudas de la resucitación?

5.- Alce irlandés

El pariente más cercano que le sobrevive es el ciervo, aunque claro, no se comparan ni tantito en tamaño. Pues, el alce irlandés vivió hace 7700 años y tenía astas de 4 metros de largo, además de una altura de más de 2 metros.

En el caso de este animal la extracción de ADN no resulta complicada, ya que, en los últimos años se han encontrado cientos de restos en muy buen estado. Pero no te preocupes, ya que estos alces se alimentaban de hierbas, así que hay cero riesgo para el humano.

4.- Pájaro dodo

La legendaria ave de las islas Mauricio, Dodo, que medía un metro de altura y pesaba 20 kg, adquirió popularidad tras extinguirse desde el año 1598. Pues, los exploradores holandeses comenzaron a cazarlos para disfrutar de suculentos y privilegiados platillos, lo lamentable es que solo bastaron 64 años para aniquilarlos del planeta.

La buena noticia es que los científicos de Oxford tienen la muestra de un cráneo, el anillo esclerótico del ojo, el fémur y parte del esqueleto del pie. Y aunque en 1986 se extrajeron fragmentos de ADN, no fue suficiente para clonarlo. Pero aún siguen encontrando restos y no pierden la esperanza de obtener la muestra que les permita traerlos de vuelta a la vida.

3.- Unicornio siberiano

Aunque parezca difícil de creer los unicornios sí existieron, pero no tienen nada que ver con ese adorable cuerno lleno de brillo dorado, a los que estamos acostumbrados. El unicornio siberiano vivió hace unos 29 mil años y era una especie de rinoceronte fusionado con caballo, que habitó en Rusia y Asia Central.

Según los expertos esta bestia medía alrededor de 2 m de altura y 4.5 m de largo, con un peso de 4 toneladas. Sin embargo, en el 2016 hallaron un cráneo prácticamente intacto, aparentemente de un macho que le devuelve la fe a los expertos para resucitarlo.

2.- Mamut lanudo

Sin duda una de las especies más fabulosas y conocidas que habitaron la Tierra durante la Edad de Hielo, hace unos 4000 años, es el mamut lanudo. El cual tenía un tamaño muy parecido al de un elefante africano.

Akira Iritani, un biólogo japonés, es uno de los expertos que más ha intentado resucitarlo y en el año 2012 pudo encontrar un espécimen pequeño en el permafrost, que es una capa de suelo que permanece congelada.

Hoy, lo conocemos como Yuka, un bebé mamut del que ya revivieron sus células, pero están muy dañadas y necesitan mejorar la tecnología para poder obtener su ADN e intentar el proceso de clonación.

1.- El hombre de Neandertal

¡Nuestro primo evolutivo! El hombre de Neandertal ha sido tema de investigación durante los últimos años. Vivió en Europa oriental y Asia Central, hace 230 mil años. Pero fue hace 40 mil años que desapareció, a pesar de que sí tuvo cruce con el Homo sapiens.

Nicholas Wade, investigador de Harvard, sugiere que es posible volver a convivir con ellos, se requieren 30 millones de dólares y encontrar una mujer que acepte tener al primer bebé Neandertal. ¿Qué tal?

Sin duda Dios estaba consciente de que el ser humano corría enorme peligro al existir cerca de alguna de estas criaturas, por lo que decidió extinguirlos. Ahora, gracias a la ciencia estamos a punto de finalmente conocerlas.

Si tuvieras el poder, ¿a quién resucitarías?